Autor El poema
20 Setembre 2015 a 10:00

Cadaqués

Cadaqués // Foto Mamen Leyva

Cadaqués // Foto Mamen Leyva

Si el mar, metido en su último valle,
hace inmóvil lo pondría en fuga cualquiera.

Si del humeante disco rojo, un pescador
arruga el agua, blanquísima, erosionada.

Si del perfil se yergue la colina roja del norte, las frágiles piernas, como casas flotantes, hacen rodeo al privilegio, quizá los colores.

Si sobre tantas las blancas barcas, los pescadores, balancean sus delgados aperos, si de un movimiento, la voz tengo llena, mientras los no están, también marchan.

Si por un otoño, llegándose al bullicio son las mantas, mis manos aprestan, el prodigio intacto, y descuida mi alma, merced del ocelado acto, del modo fue antes, hoy el delicado ser, descansa la primera.

Chaz de Brösigke e Conti,
17 septiembre 2015.
Amiga mía. Cadaqués

Switch to mobile version