Autor Opinió
6 Agost 2014 a 12:30

¿Han perdido todos la razón?

Imatge del twitter dels @iaioflautas

Imatge del twitter dels @iaioflautas

Cada vez que escucho a un responsable de la patronal de nuestro país, pienso que si habrán perdido su poder de raciocinio o simplemente les importa un bledo que el mundo se vaya al garete siempre y cuando ellos puedan fabricar ó comerciar con unos costes más baratos.

He sido hasta mi jubilación un pequeño empresario que hoy milito en grupos sociales, sé lo que significa costes más baratos y costes de mano de obra justos, pero cuando escucho ese discurso machacón de “trabajar más, cobrar menos, mano de obra más barata” con que nos bombardean una y otra vez, pienso que están todos locos.

No solo he sido empresario, si no que he sido el comercial principal de mi empresa y tengo muy claro que ser el más barato, no te asegura mayor comercialización, siempre habrá alguien más barato, por ejemplo alguien que no pague a sus proveedores, por lo tanto nunca lo barato representa el éxito, siempre habrá alguien más barato que tú, el triunfo de una empresa se halla en la calidad de su producto unido a unas tarifas justas y a un servicio técnico para con tus clientes impecable, de ello tenemos suficientes pruebas en los países del norte de Europa, con los salarios más altos, los servicios sociales mejores, con la mejor calidad de vida, con los mayores impuestos para las empresas y sin embargo son los más competitivos a nivel de exportaciones, en contra los países más baratos en mano de obra, no son precisamente un modelo a seguir en cuanto al binomio calidad/precio.

Hace aproximadamente un año, en una intervención que realicé en el Open Government Day de Terrassa, hice la siguiente reflexión, “Si está demostrado que por debajo de un incremento del 2,2% del PIB, no se crea empleo neto y a su vez un PIB superior al 1,7% supone la destrucción del planeta” solo nos queda una solución viable “El reparto del trabajo existente”, “la venida de la civilización de ocio”.

Hace unos años, se hablaba de la semana laboral de 35 horas, al parecer aquello que en esos momentos ya era inminente, por arte de “birlí y birloque”, desapareció de nuestros medios de comunicación, de los discursos de nuestros políticos y de las reivindicaciones de nuestros sindicatos, ¿porqué, me pregunto yo?, ¿Cómo es posible que una de las únicas salidas que le quedan a este planeta, haya desaparecido sin dejar rastro y ya nadie se acuerde de ello?.

Y ahora, ¡oh, milagro de la economía de mercado!, resulta que hay que trabajar más horas, eso sí, cobrando menos, única forma de salvar a las empresas y los países. Y nos lo sueltan y se quedan tan panchos.

¡Señores, eso es imposible!, me explico, si trabajamos más horas y no queremos destruir el planeta, resulta que debemos fabricar menos, consumir con más raciocinio, contaminar menos, dejar de utilizar combustibles fósiles, etc. con lo cual no tendremos puestos de trabajo para toda la mano de obra existente, por lo que no se necesita ser ninguna inteligencia extraordinaria para darse cuenta que lo que hay que hacer es precisamente lo contrario que pretenden, ó sea trabajar menos horas, repartir el trabajo existente y aumentar la mano de obra destinada a cubrir las necesidades que el mayor tiempo de ocio necesitará, así como a las necesidades sociales de la población.

Mi propuesta es ni más ni menos que la jornada de 6 horas diarias de lunes a viernes ó lo que es lo mismo la semana de 30 horas, con ello las empresas necesitarán mayor número de empleados, y las grandes fábricas deberán realizar cuatro turnos diarios en vez de los tres actuales.

La bajada de los costes deberán salir de la eficiencia industrial, del I+D, de los acuerdos internacionales para extender el reparto del trabajo en todos los países y la no aceptación de materias provenientes de aquellos países que no acepten la racionalidad en el trabajo de sus trabajadores.

Sólo tenemos siete opciones viables para salvar el planeta y además dar de comer a los habitantes del mismo:

1. ENERGIAS RENOVABLES Y ECOLOGICAS, No podemos quemar el planeta.

2. CONTROL DE LA NATALIDAD, Es insostenible familias de más de 3 hijos.

3. MEDICINA UNIVERSAL Y GRATUITA, Sobre todo en países del tercer mundo.

4. EDUCACION UNIVERSAL Y GRATUITA, Sin educación los pueblos son manipulables.

5. RACIONALIZACION Y REPARTO DEL TRABAJO, Es imprescindible el aumento de los puestos de trabajo comunitarios y sociales.

6. FAVORECER EN TODO EL MUNDO LA CIVILIZACIÓN DEL OCIO. Que debe ser el sector industrial más grande y de más puestos de trabajo.

7. SALARIO MINIMO DE REINSERCION SOCIAL, Con él, se acaba con el hambre en el mundo.

Sin estos siete conceptos, el mundo no tiene futuro.

En el Open Government Day, también expuse la alternativa de que disponemos:

QUE NOS REALICEN LA EUTANASIA A TODOS LOS INACTIVOS…………………………

Entre los cuales, por edad me encuentro.

Manel

Tetetato – 15emero y Iaioflauta

Switch to mobile version